miércoles, 25 de noviembre de 2009

Sosteniendome


Desvisto a la pared; En el concreto se habían impregnado mis silencios, debía estar muda en esta soledad para no decirle a la noche que mis manos derrumban el tormento que yacía escondido en estas cuatro paredes, debía estar desnuda la pared para que cayeran lentamente los recuerdos de aquellos noches sin madrugadas, de aquellos vientos sin ventanas, de la risa que esporádica llegaba, debían caer y disuadirse con el olor a incienso que tenían las sabanas...

Cuando sus ojos brillaban como luciérnagas, cuando en la piel se dibujaban veranos en la playa; Debía callarme lo antes vivido, debía no sentirle más, debía dibujar alas en los cuadernos, apagar las velas y entrar al invierno, debía quemar las fotografías que pendían de la pared, debía susurrarle al viento que nunca más le volvería a querer.

Pasa el tiempo sin prisas, la eternidad se sostiene en mis dedos, los duendes miran desde lejos y los pies se cansan de estar quietos, el olvido se estaciona en el espejo, mis ojos le miran sin saberlo de la noche que me atosiga encuentro el veneno dulce de mis tormentos.

Yolitzin(nahuatl) corazon pequeño

Mi foto
De los brazos del alma cuelgan mis ilusiones,de las letras que despaviladas corren brotan mis emociones.