sábado, 30 de enero de 2010

Tiempo es...


El suelo devora las lágrimas,maldigo las letras torpes,las prosas indecisas que fantasiaron delirios, que hirieron presentes retrocediendolos en pasado,el suelo absorbe el vapor de soledad que despiden mis suspiros.La luna de octubre nunca mas volverá a gustarme,ni la lluvia de julio consumira mis tristezas.El suelo tiembla cuando mas cansada estoy de estar de pie,el viento no me toca ni los cabellos,el mar se encuentra cada vez mas lejos.Entonces es cuando borro de nuevo lo que he escrito,cuando el teclado se mueve de mis manos y quiere callarse su propio llanto,la tarde me mira tan sumisa que el solo hecho de hablarle me reprocha mi falta de lucha, mi pasión extraviada por la vida, el suspiro gélido que exhala mi cuerpo dolido y muerto al caer la noche. No quiero escuchar nada, el alma duele y no tanto como ayer, pero sin tan fuerte que quisiera correr, no puedo ni quedarme quieta que el corazón parece de papel, que los pies no me responden y tiempo es de retroceder.

domingo, 3 de enero de 2010

Susurros


Sin preguntarle a la noche el porque de mi intranquilidad lo se una vez mas,hace falta magia entre los dedos y el susurro del viento empañándonos con su danza a la media noche, a oscuras, entre hojas secas y este frío que despedaza los cuerpos y nos lleva directo a las sabanas que calladas nunca dicen nada, que solo rozan nuestros cuerpos húmedos y que sucumben al delirio de un beso,la noche dejo de escribir prosas, solo se presta en escenario, solo extravía nuestros pasos.Los cerros dibujan las formas,el rocío no entiende de objetos solidos, su humedad se esparce entre los pétalos y mi cuerpo se enciende como hoguera,me miro,me siento con el corazón agitado y no hay nada esperándome,el silencio se apodera de la noche,mis ganas rozan con la pared y el asfalto gris se ríe a carcajadas, ahí están mis pasos,ahí estoy yo sentada en una banca de parque,contando los árboles secos, a oscuras sin miedo siquiera,con el torbellino de recuerdos que no indican nada, solo esta soledad que dificilmente dice nada...

Insomnios


Vago la noche en mis desaciertos,hundí mis insomnios en tus ojos
claro de sol en una noche que prometía versos y termino cediendo
con el paso del reloj, atrás habían quedado el rocío y el incienso
tras las cortinas de neblina se escondían el tiempo y el silencio
no hubo dolor tan fuerte como aquel que se apoderaba de mi cuerpo
no desperté de ese sueño esperando el alba, quería morir sin lunas eternas
quería apagar las velas y acabar con mi espera,quería no quererte, quería
huir de las tinieblas,beber del agua que corre en la pradera de la incertidumbre
quería no quererte para seguirte queriendo a pesar de todo.

Yolitzin(nahuatl) corazon pequeño

Mi foto
De los brazos del alma cuelgan mis ilusiones,de las letras que despaviladas corren brotan mis emociones.